¿Coleccionas videojuegos por nostalgia?

A principios de los 2000 era factible comprar joyitas a buen precio por las webs de segunda mano o subastas, parecía que nadie se preocupaba por ellas y solo ocupaban espacio en las estanterías por lo que muchos usuarios preferían deshacerse de sus viejos juegos o consolas, sin duda el mejor momento para haberte hecho con los videojuegos que siempre quisiste tener o perdiste fue ese y lamentablemente no va a volver.

Hoy en día el mundo del coleccionismo de videojuegos está en auge y si que es cierto que todavía es posible encontrar buenos precios en juegos que no están completos o con signos de desgaste pero cuando hablamos de algo medianamente bien cuidado y completo, entiéndase con ello por un juego con la caja en buen estado, el manual y el resto de documentación o merchandising que lo acompañó en su momento es prácticamente prohibitivo.

¿Nostalgia… donde?

En mi caso la única motivación que he tenido a la hora de hacerme con algún videojuego o consola retro no ha sido más que recuperar los artículos que en su momento me vi obligado a vender para hacerme con otras consolas o videojuegos, y es posible que peque de egocéntrico por pensar que mi verdad es absoluta pero no comprendo la típica explicación de “colecciono porque tengo nostalgia por los videojuegos retro” para justificar, primero, porque los coleccionistas requieren la excelencia en los productos que compran, y segundo, porque llenan estanterías con los títulos más característicos de una consola en concreto llegando a pagar cantidades inimaginables.

No lo comprendo porque no comprendo la nostalgia por algo que nunca se ha tenido, es decir, comprendo que alguien que disfrutó de un Mario 64 busque el titulo de la mejor manera posible, incluso lo quiera precintado para cumplir el sueño húmedo de volver a abrirlo o simplemente quiera tenerlo en la estantería para acordarse de los buenos momentos que ese título le dio pero no comprendo que se vuelva loco por conseguir un juego que nunca disfrutó porque ahí no existe nostalgia, no existen recuerdos o apego, existe curiosidad quizás… pero esa curiosidad se puede satisfacer con un emulador o un everdrive, obviamente todo el mundo el libre de hacer lo que quiera con su dinero pero no es nostalgia lo que les puede motivar.

¿Por que tienen tan en mente el valor económico cuando hablan de su colección?

Para mi los videojuegos son algo importante en mi vida, son mi gran hobby, y lo son desde que era un crio, y como son mi gran pasión si en un momento dado me he hecho con algún videojuego retro ha sido por el amor que le tengo, si miro mi “mini-colección-cutre-sin-glamour” solo veo grandes momentos de los que no me quiero deshacer pero algo que me hace desmitificar a muchos grandes coleccionistas es que tras la pasión por los videojuegos tienen extensamente claro el valor que cada título de su colección posee. Es que, si toda la estantería de un coleccionista es representante del amor que procesa hacia los videojuegos ¿por que para obtener otros títulos negocia con títulos que posee?

La historia del yo vendo al precio de mercado pero no especulo se la cuentas a otro…

Por otro lado, si en algo coinciden los coleccionistas veteranos (esos que empezaron a hacerse con videojuegos clásicos cuando aun se podían comprar por cuatro duros) es que es totalmente lógico y necesario que el valor de los videojuegos retro siga un crecimiento regular con el tiempo. Muchos lo justifican aludiendo a que el videojuego es arte y por lo tanto es perfectamente normal que se les pueda dar el mismo valor, los mismos, convencidos de su postura pagan cantidades desorbitadas por títulos precintados. Pero no puedo más que pensar que es de locos no estar de acuerdo a que el precio de los videojuegos que un coleccionista posee en su colección suba porque al final el único beneficiado es el dueño de esa colección, al final guste o no guste muchos de estos coleccionistas hacen lo que hacen como una forma de inversión.

Obviamente con lo dicho no hago alusión al gamer que ha conseguido con el paso de los años de mucho vicio hacerse con gran cantidad de videojuegos, consolas, microordenadores, etc, hablo del coleccionista que colecciona juegos que nunca va a jugar y solo quiere tener en su estantería, el que se documenta para prever como va a evolucionar el mercado en el futuro y hacerse con títulos que puedan llegar a tener un gran valor en algún momento, los que como están seguros del valor que alcanzarán esos títulos ven lógico pagar cantidades desorbitadas por ellos aunque sea una mierda, porque son esos coleccionistas lo que promueven que el valor de segunda mano del videojuego clásico suba, son los que promueven que mayoristas o minoristas recopilen en almacenes juegos nuevos para venderlos en equis años vista, en definitiva, promueven que un hobby bonito, como coleccionar videojuegos clásicos, que antes era de nicho ahora tenga mas visibilidad con lo que ello conlleva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.