Los Ryzen y sus malditos voltajes

Hace ya unos 5 años que la arquitectura Zen está entre nosotros, han sido unos cuantos los traspiés con los que ha tenido que lidiar pero también nos ha traído muchos conceptos innovadores. En este tiempo AMD ha ofrecido productos con una buena relación de calidad/precio y si a eso le sumamos la pequeña crisis de los procesos de fabricación a la que tuvo que enfrentarse Intel pues ha dado como resultado el reflote de la empresa y a que los usuarios mainstream vuelvan a tener a sus procesadores en consideración a la hora de montar sus PCs.

Pero hay algo que vengo viendo desde los inicios de está arquitectura, algo muy ligado a la comunidad de usuarios de PCs, y es que al entusiasta no le gustan los voltajes a los que trabajan estos procesadores. Así es, los Ryzen pueden llegar a demandar picos de incluso 1.5v debido a su sistema Boost (o XFR o Modo turbo para los amigos) haciendo que por segundos el clock de algunos cores llegue al máximo teórico con el pico de calor que esta subida de consumo produce.

Vale… hagamos un pequeño resumen a grandes rasgos de como funciona esto del boost: digamos que el ordenador está en reposo y en ese momento como no requiere mucha potencia de computo pues apaga algunos cores, baja la velocidad del resto al mínimo y como no tiene grandes necesidades energéticas pues baja el voltaje al mínimo (pongamos que unos 0,5v… si yo lo he visto), en ese momento la temperatura de la CPU es baja, vamos a poner que 40 grados en otoño Alicantino (lo cual equivale a verano en muchas partes de España); más tarde decides leer un blog como este y arrancas el navegador, en ese momento el gestor de energía del procesador decide potenciar el core al que Windows ha asociado la carga del blog y le manda trabajar al máximo teórico pero para ello el hardware requiere más energía y para ello se desbloquea también el consumo máximo, cuando la carga del blog ha terminado el procesador vuelve al estado de reposo. Eso es el boost común de una CPU.

En el caso de los Ryzen esa tecnología boost se llama XFR (eXtended Frecuency Range) y su funcionamiento es el mismo con la salvedad de que lo que mide la necesidad aumentar o reducir la frecuencia de trabajo del micro es super sensible a las necesidades de potencia de computo y al contrario que otros procesadores los Ryzen están constantemente subiendo y bajando la frecuencia de los cores dando como resultado, por un lado, que el voltaje este constantemente subiendo y bajando llegando a picos de 1.5v que pueden durar medio segundo lo que provoca cambios bruscos en la temperatura, es muy común el siguiente escenario cuando estás trabajando con el ordenador: 40º, 41º,42º, 41º, (arrancas chrome) 55º, 57º, 59º, (ya se ha cargado) 54º, 45º, 40º, 41º, 39º, …

A mi modo de ver los ingenieros de AMD para que XFR funcione como debe tienen que lidiar por un lado con la calidad de suministro eléctrico que proporcionen las placas base (no todas son igual de buenas) y por el otro, la lotería del silicio del procesador (no todos los procesadores terminan por tener las mismas necesidades energéticas para hacer el mismo trabajo), por lo que cuando determinan un voltaje “seguro” lo hacen teniendo en mente esas dos variables y le suman que en los entornos de pruebas con esa especificación de consumo el procesador es funcional y no da errores… lo que viene siendo que si le piden algo complicado no se quede sin gasolina para hacerlo.

Ahora bien, muchos usuarios venían de Intel y de estar trabajando con una CPU que como mucho alcanzaba 1.2v (en mi caso el i5 4690k) pasaron a una que estaba todo el rato dando saltos llegando a 1.5v en ocasiones y es como si la norma del consumo energético la pusiera Intel, es decir, desde los inicios de esta arquitectura no hago más que ver usuarios en foros explicando como hacer undervolting a sus Ryzen para dejarlos en unos “seguros” 1.2v… es más, existen centenas de hilos del tipo “mi CPU se pone a 1.425v y 70º ¿es seguro?” con respuestas del tipo “tienes que hacerle undervolting para bajar la temperatura” pero nunca he visto una respuesta tipo “si, si te molesta la temperatura pon un cooler mejor”. Vamos a ser claros, los Ryzen son procesadores calientes, y según AMD hasta los 80º se considera una temperatura de funcionamiento segura, por otro lado, igual que XFR decide subir la velocidad para realizar X tareas también lo hace teniendo en cuenta la temperatura del micro por lo que el mismo procesador sabe donde parar mantener una temperatura de trabajo correcta. ¿Merece la pena trastear? En mi opinión no, no porque para sacar el máximo partido al procesador ya tenemos XFR y si lo que se busca es reducir la temperatura tenemos dos opciones que se complementan, por un lado poner un buen disipador (el de 20 euros no lo es… te lo digo ya) y por otro, poner buenos ventiladores para extraer e inyectar aire en la torre para que el aire que tome el cooler este fresco.

Por otro lado, AMD desde la serie Ryzen 3000 ha agregado el modo ECO para reducir 20w el TDP de la CPU utilizada, si el cooler no es bueno no esperes grandes mejoras pero algo hace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.