Me cago en el Re-Size Bar y en la informática en general

Hoy estaba en mis quehaceres cotidianos cuando el lector de RSS me salta con una noticia del tipo «¡¡¡¡hey!!!! ¿te acuerdas de la GeForce 256?»… obviamente un fucking nostálgico como yo pincha, en la noticia aparecía una imagen de la caja de uno de los modelos de ASUS.

Examino lo imagen con lupa retrotrayéndome a esa época, observo todos los logos maravillándose, Dx7… joder tio!!! Dx7… me leo todas las tecnologías que incorpora… T&L… oh Dios!!!! (¡¡¡¿¿¿eres consciente de lo que esa tecnología descongestionaba la cpu de trabajo???!!!) y me paro en «AGP 4X with Fast Writes» mmm AGP 4X ¡que grande!… ¡espera! ¡wait! ¿Fast Writes? mmm ¿eso no era una de esas magnificas tecnologías que te obligaban a invertir para luego no notar nada? vaya! creo que si pero no recuerdo que hacia exactamente… voy a investigar.

Googleo la frase «agp4 fastwrites» y aparecen un montón de webs de la época entonces me paro en «Annandtech» que es de fiar y entro a ver que cuentan… y me encuentro está magnifica revelación.

Y digo ¡coño! ¡para mi que este esquema lo he visto hace poco en algún sitio! mmm voy a pensar… a si!!!!!!!! jodeeeeeeeeeeeer!!!!!!!!!

¡¡¡Vaya revelación!!! resulta que un concepto que ya existía en gráficas de hace 20 años hoy se está vendiendo como algo revolucionario ¡manda webs! ya me imagino a los ingenieros en esa época: ¿ey Mike pasar 900MB a la gráfica? ¡que locurón si las gráficas tienen 32MB de VRAM! mientras algún jefazo les diría: bueno vosotros guardar las patentes y los diseños que dentro de unos 20 años las texturas pesarán mas que el Windows 98 S.E.

Bromas a parte, este tema es muy curioso porque obviando que la tecnología en si es distinta hace 20 años ya vieron el problema que se acabaría presentando a largo plazo y aun así… se siguió obviando el problema hasta que algún «iluminado» en AMD pensó que podía cambiar de paquete esta idea y volver hacer caja con ella.

El 4K es mentira y con la nueva generación de nVidia se demuestra

Siempre he dicho que el 4K ha venido adelantado a su época, que por algún motivo la tecnología en el desarrollo de paneles de LED ha acelerado mucho más que la tecnología que se encarga de alimentar el contenido de esos paneles, es decir, la tecnología de las tarjetas gráficas o compresión de video.

Ya se está empezando a oír hablar del 8K cuando no existe, repito, no existe hardware suficientemente potente con un precio de la tierra para mover el 4K.

Estamos al inicio de la generación Turing de nVidia, la que nos promete los ansiados 4K@60fps y empiezan a aparecer gráficas de rendimiento y se demuestra lo que siempre he dicho, sale una nueva generación y puede a 4K con todo lo anterior a esta pero en los juegos nuevos a duras penas se consiguen los 60 fps… para prueba un chart de videocardz.com.

A muchos está gráfica les hará llorar delante de sus monitores 4K

En esta gráfica se puede apreciar como en el nuevo juego Shadow of the Tomb Raider una RTX2080, gráfica de 850 €, funciona de media a 47 fps, la que se acerca a los 60 fps con 59 fps es su hermana mayor, la RTX2080ti, gráfica de más de 1000 €.

No se trata de un ataque a nVidia, ni muchísimo menos, soy poseedor de una GTX1080 y contentísimo, se trata de una crítica al rumbo que parece está tomando la industria y la, inentendible, necesidad de los usuarios por llegar a esos 4K. Existen técnicas para limpiar la imagen y que no se noten los dientes de sierra, los 1440p son cojonudos también pero da la impresión de que quieren que nos olvidemos de esos 2K, la lógica parada después del 1080p, en pro del 4K para que nos compremos los nuevos televisores de Samsung y compañía.

¿Queremos 4K en contenidos multimedia no? pues para empezar, si pones un Blueray a 1080p existe granularidad en la imagen… si te fijas bien verás que la imagen no es de 1920×1080 es algo menor. Si pones una película en streaming en 4K no está transmitiendo ni de coña a 4K tienen que bajar el bitrate porque no existe conexión a internet que lo aguante por lo cual la resolución es 4K pero el contenido no es 4K.

¿Queremos 4K en juegos? pues que empiecen a optimizar las texturas, investiguen en técnicas para comprimir estas mucho más eficientes o en motores gráficos ideados para el 4K, y por supuesto, cuando programen no unan elementos gráficos que tiren para bajo el rendimiento, osea, que programen con cabeza pensando en grandes requerimientos…

Por mi parte, me quedo de momento con mi TV y monitor de 1080p, en el futuro iré a por un monitor de 1440p y cuando contenido y requerimientos se unan para aprovechar el 4K entonces me pasaré al 4K.

¿Prestarte un juego?… pos’ va a ser que no

Las cosas tienen el valor que se les da y obviamente para un gamer su colección videojueguil es uno de sus bienes más preciados, pero al mismo tiempo está afición implica el intercambio o simplemente el préstamo de algún que otro videojuego entre conocidos para que puedan disfrutar de esa obra que tu tanto has disfrutado.

Por ese motivo he pensado en compartir algunas experiencias que he vivido a la hora de prestar mis juegos, experiencias, creo, que a más de uno le resultarán familiares.

God of war: Chains of Olympus… si le cambié a mi hermano un PC por su PSP fue para disfrutar de este juego y de Final Fantasy VII: Crisis Core. La verdad es que después del increíble God of war 2 estaba totalmente hypeado con la saga, reservé el juego en Game y lo conseguí de salida. Un título que tenia todas las virtudes de sus hermanos mayores de PS2 y llevaba el potencial gráfico de PSP hasta cotas muy altas y que gocé muchísimo.

Pero un trágico día mi pareja decidió intercambiarlo, junto con Silent Hill: Origins, por algún juego de PS2 con un chiquillo que iba mucho a su papelería y con el cual tenia bastante confianza, lo cierto es que yo no sabia que tenia intención de dejárselos y me enteré cuando llegó de la tienda y me enseñó los juegos que le prestaron. No jugué a esos juegos porque para mi carecían de interés y no hacia más que recordarle que ese chico debía de devolverle nuestros juegos de PSP, mi sentido arácnido sentía que algo iba a ir mal.

Y así fue, cuando el chiquillo se cansó de los juegos se los bajó a la tienda, y al llegar mi pareja a casa me los dio para que los guardara, obviamente yo debía de hacer una inspección visual… al ver el disco de God of War lo primero que pensé fue: ¿se ha subido en el UMD y se ha tirado por una rampa?, el plástico que cubre el disco óptico estaba ralladisimo… sentí tal ira y frustración que el S.H. lo cambié en Game por algún juego random y el G.W me lo quedé pero solo por apego que le tenia.

Cuesta un poco de apreciar pero esta totalmente rayado

Otra anécdota que tengo va relacionada con esos colegas a los que le dejas cualquier cosa y se lo terminan quedando porque por algún motivo se olvidan de que se lo has dejado y lo usan como si fuera suyo, lo jodido es que te das cuenta de lo poco cuidadoso que son con sus cosas cuando te lo devuelven, si es que lo hacen.

Para entrar en situación, mi hermano y yo durante un periodo vivíamos en casas distintas, él con mi madre  y yo con mi padre, la cosa es que cuando yo empecé a trabajar me compré una PSX con el Final Fantasy VII y él en las navidades de ese año se pidió para reyes una PSX con el Tomb Raider: The last revelatión, un año después yo volví a casa de mi madre y en esa casa habián dos PSX. Ahí es cuando entra en juego la picaresca coleguil mencionada arriba, ya que uno de mis mejores colegas por aquel entonces cada cierto tiempo me decía que le dejara un tiempo mi PSX porque en mi casa usábamos la de mi hermano (obviamente porque tenia el chip) para ver si colaba.

La cosa es que un día coló, pensé que solo iba a ser un tiempo y que encima él no tenia consola ni nada y como se había ido a estudiar fuera de Alicante le hacia un buen favor, así que le hice un buen bundle con la PSX, el Metal Gear Solid y el Final Fantasy VIII y se la envié por correo.

El tiempo pasó… tic tac tic tac… un día en un viaje para visitarlo me encontré mi PSX llena de pegatinas tirada en el cuarto de los trastos, sin el embalaje original y cuidado con el que yo se la envié… tic tac tic tac… en otra ocasión me comentó la puta mierda de juegos que le había dejado con la consola… tic tac tic tac… más tarde vinieron los «a ver si un día te embalo la consola y te la envío»… tic tac tic tac… ¿tu la has visto? pues yo tampoco.

Otra de esas veces, y ciertamente esta es la que más me duele, fue con el juego Terranigma de Super Nintendo, para que te hagas una idea querido lector, lo mio con ese juego fue amor a primera vista que se convirtió en amor platónico después de terminarlo 2 o 3 veces (no tenia muchos más juegos donde elegir pero este me negaba a cambiarlo en un Centro Mail o Start Games).

¡Que recuerdos me trae esa caratula!

Supe de la salida de este juego en la Nintendo Acción de abril o mayo de 1996 (creo) y cuando vi los pantallazos además de que saldría en español me lo pedí para mi cumpleaños que es en junio, nuevo, edición especial Centro Mail con libro de pistas. Solamente la portada del juego me enamoró, por algún motivo en especial siendo una caja genérica de Super Nintendo el cartón era algo más grueso y resistente que el resto, lo tenia todo para para quedar en mi estantería por los siglos de los siglos, pero no…

No… porque básicamente a los individuos de mi calaña nos define una palabra: gilipollas. Año 1999 a pocas semanas de terminar el 2º año del bachiller tecnológico, mi yo gilipollas de ese año con una Sega Saturn y maquinando que con lo que gane en verano me compro una PSX, esa Super Nes guardada en un armario cogiendo polvo pero el Terranigma en mi estantería para que cada vez que pasara por delante de él pensara: joder tío que bueno eres.

Un compañero, no uno con el que compartía pupitre o hablara diariamente, no, uno con el que a lo mejor hablaba un par de veces a la semana siendo la conversación relacionada con algún tema de alguna asignatura random con la que tenia algún problema o duda, me cuenta que le han dado una Super Nintendo y que como yo tenia esa consola que si le podía dejar algún juego «guapo».

En ese punto, en ese preciso punto, mi yo gilipollas decide dejarle el mejor puto juego que tenia de Super Nintendo sin pararse a pensar que el curso terminaba en breve y que no volvería a verlo en la vida. Pero lo mejor, es que me dice que me va a dejar un juego de los Power Rangers «que esta muy guapo»… me dejó el Mighty Morphin Power Rangers del 94… osea, me compraba la Hobby Consolas casi todo los meses desde hacia mucho tiempo… ¡¡yo sabia que el puto juego era basura infesta y le dejé el Terranigma!! ¡¡Manco de los negocios… soy un puto manco de los negocios!!

Obviamente cada vez que entro en eBay o similares y veo los precios desorbitados del titulo me dan ganas de llorar y no porque si lo tuviera lo vendería, sino porque tenia una obra maestra en mis manos de primera mano y cuidadisima que perdí por mi buena fe y manqueria extrema.

Obviamente tengo alguna que otra anécdota más pero creo que estás son las que más me han calado y son bastante diferentes entre ellas. Lo cierto es que si en todos mis años, 38 para ser exactos, he aprendido algo es que las cosas de los demás debes cuidarlas igual o mejor que las tuyas, y es algo que intento seguir a raja tabla pero es una pena que muchas personas no lo hagan.

Por otro lado, si casualmente llegas a este blog y dices: «¡coño! ¿David Moreno? ¿de que me suena? mmm ¡ya esta! ¡si es el Mace!… mmm vaya por fin puedo quitarme esa espinita y devolverle su juego que tengo metido en una vitrina para que no se rompa desde que perdí contacto con él» por favor no te reprimas, envíame un mensaje que si no puedes traermelo tu voy yo a recogerlo.

Bromas a parte, espero haberte sacado alguna que otra carcajada querido a la par de valiente lector por aguantar mi verborrea legendaria.

Bayonetta 3 exclusivo para Switch… y WTF para los usuarios de PC

Posiblemente escribiendo esto me esté convirtiendo en aquello que siempre quise destruir pero no puedo evitarlo. Antes de nada, como diria Jack el destripador, vamos por partes, obviamente me alegro mucho por todos los que han apostado (o van a apostar) por Switch reciban un juego de esta envergadura pero me cabrea mucho, una vez más, el trato a los usuarios de PC.

Resulta que hace unos meses aparecia el juego Bayonetta en Steam, con una optimización de lujo (nos ha jodido!!!… un juego que corria en una gráfica equivalente a una GT7950), más opciones gráficas, extras para los que compraron la Deluxe Edition, los tan famosos 60 fps, … y eso abrió en mi la esperanza de poder disfrutar tarde o temprano de la saga al completo. Bayonetta es un juego que siempre me ha llamado mucho la atención, no solo por el genero al que pertenece sino por la increible personalidad de la protagonista y por ese lore oscuro en el que nos introduce, estuve a punto de comprarlo pero no lo hice porque estaba jugando a otro título pero continuamente miro la web de steam esperando una rebaja y buscando un hueco para hincarle el diente.

Ahora bien, el otro día me levanto de la cama, abro mi time line de twitter, y me entero que anuncian Bayonetta 3 y será exclusivo para Switch… es decir, Sega saca el primer título en PS3 y XBox 360, luego el juego sale en Wii U, pasando a ser exclusivo de Nintendo, lo cual lo veo muy bien y correcto, en la guerra todo vale. Pero siendo la segunda parte exclusiva de Nintendo Sega opta por hacer la versión de PC/Steam del primer título… pero ¿para que? pues para luego decirnos: oye ¿os acordais de lo que les pasó a los usuarios de Xbox y PlayStation? pues ahora os va a pasar a vosotros porque no tenemos puta intención de que os entereis de como continua la história. Solo puedo pensar mal y lo que pienso es que los usuarios de PC pagamos (bueno pagaron) el I+D de Bayonetta 3… y por supuesto se han reido de nosotros.

Y digo yo, sabiendo que solo voy a jugar a Bayonetta 1 a no ser que tire de emulador Dolphin para jugar a la segunda parte, ¿merece la pena que me embarque en la história de la bruja?… y por supuesto o espero un milagro o espero un emulador también de Switch para jugar a Bayonetta 3, porque si algo tiene la comunidad de PC es que acaba consiguiendo lo que quiere de una manera u otra.